Árbitro y jugadores de fútbol

Fútbol italiano crea una tarjeta verde para premiar lo bueno

Los árbitros de la Segunda división italiana podrán sacar a los jugadores una tarjeta para premiar los valores de los deportistas

Las tarjetas en el fútbol sirven para penalizar malos actos. Pero ahora existe una nueva opción: reconocer la nobleza y la caballerosidad deportiva. El objetivo sería promover comportamientos deportivos y respetuosos en el deporte más popular del mundo, para que las futuras generaciones tengan un ejemplo a seguir y siempre busquen el bienestar y el desarrollo de su práctica.

En la cuarta fecha de la Serie B italiana habrá un cambio importante. En vez de dos tarjetas, habrá tres. Sí, amarilla, roja y… ¡Verde! Los árbitros de la Segunda división italiana podrán sacar a los jugadores durante esta temporada una tarjeta que no servirá para penalizar, sino para premiar los valores de los deportistas.

La Serie B comienza este sábado con el Cesena-Brescia, y a partir de la tercera o cuarta jornada, a jugarse entre el 18 y el 22 de septiembre, entrará en efecto esta revolucionaria decisión. “Es una iniciativa que quiere servir de estímulo para el crecimiento del juego justo y respeto recíproco y de los valores del fútbol”, explicó el presidente de la Serie B, Andrea Abodi.

Los comportamientos serán premiados por el equipo arbitral que otorgarán tarjetas verdes a los jugadores que muestren gestos “especiales”, como por ejemplo reconocer que se cometió una infracción o confesar que han simulado haber sufrido una falta.

Jugadoras de fútbol celebrando un gol
Se premiará a los jugadores o jugadoras que ayuden a un rival lesionado o lo feliciten por una buena jugada | Getty Images

También se premiará a aquellos que ayuden a un jugador lesionado o feliciten a un rival por una buena jugada. Todos estos buenos gestos serán valorados y premiados con la tarjeta verde, y se espera que fomente el buen juego y la amistad entre los futbolistas. 

Además, los árbitros tendrán la posibilidad de recomendar al jugador que ha recibido la tarjeta verde para un premio especial, como una beca para cursar una carrera universitaria o para ser entrenador de un club deportivo en el futuro.
 
Al final del campeonato, el jugador con más tarjetas verdes será premiado con premios que irán desde lo económico al impulso de la carrera del futbolista. Se analizará el funcionamiento de la nueva tarjeta y se irá puliendo para ver si luego puede aplicarse a la primera división del fútbol italiano.

La iniciativa ya fue probada en la categoría juvenil, pero es la primera vez que se desarrollará a nivel profesional. Y esperemos que haya muchas tarjetas verdes, por un fútbol más amigable y respetuoso con compañeros y rivales.